Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


martes, 4 de marzo de 2014

Ajuste al sistema cambiario del país se ha demorado un año


Durante nueve meses las autoridades indicaron que seguían trabajando en la adecuación del ente hasta que en noviembre de 2013 el primer mandatario informó que se creaba el Centro Nacional de Comercio Exterior, con lo cual Cadivi se encuentra en etapa de transición y tras la aprobación de la Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos, se estableció un plazo de 180 días para su supresión.

MAYELA ARMAS H. | EL UNIVERSAL

Tras la devaluación de febrero del pasado año, el Ejecutivo eliminó el sistema alternativo de asignación de divisas y delegó en Cadivi la aprobación de todas las solicitudes, pero ante la necesidad de aumentar la oferta de dólares, en marzo el Gobierno comenzó a revisar el régimen cambiario y ya lleva un año en los ajustes a la estructura del sistema.

Las modificaciones han abarcado la reestructuración y supresión de Cadivi, la conformación del Centro de Comercio Exterior (Cencoex) y la creación de dos mecanismos complementarios, pero la lentitud con la cual se implementan estos cambios ha incrementado la sequía de divisas para el sector privado. Ya el pasado año las autorizaciones de dólares registraron una caída de 25% y desde noviembre la reducción ha sido mayor, lo cual ha impactado en los inventarios y, por ende, en el abastecimiento.

En proceso

El ajuste en la organización del sistema cambiario arrancó con la reorganización de Cadivi.

Junto con el anuncio de la devaluación, el Gobierno decidió que Cadivi autorizaría más de 90% de las solicitudes de divisas, y en ese contexto, informó que el organismo sería reestructurado y para tener mayor vigilancia en la asignación de los dólares estaría el Órgano de Optimización del Sistema Cambiario. El Presidente Maduro llegó a señalar que el cambio era para que Cadivi cumpliera "un papel más eficiente".

Durante nueve meses las autoridades indicaron que seguían trabajando en la adecuación del ente hasta que en noviembre de 2013 el primer mandatario informó que se creaba el Centro Nacional de Comercio Exterior, con lo cual Cadivi pasó a ser una institución adscrita a esa instancia.

Desde hace cuatro meses el organismo se encuentra en etapa de transición y tras la aprobación de la Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos, se estableció un plazo de 180 días para la supresión de Cadivi con lo cual el Cencoex asumirá todas sus funciones.

Primer esquema

Además de la reestructuración de Cadivi, en febrero de 2013 se eliminó el Sitme, que era la vía alterna de adquisición de divisas a través de la compra de bonos. Jorge Giordani, quien para ese entonces estaba en el Ministerio de Finanzas, expresó que ese mecanismo "nació genéticamente perverso. Hay que hacerle una anatomía patológica para saber cómo eran sus perversidades".

Sin embargo, a los pocos días de la supresión del esquema, el Gobierno se enfrentó a la necesidad de elevar la oferta de dólares y para darle mayor fluidez a las importaciones aprobó un sistema complementario a Cadivi, el Sicad. Ese mes se realizó la primera operación, pero la misma tardó en liquidarse. De hecho, las autoridades admitieron que "el flujo de salida fue lento", por lo cual indicaron que el esquema estaba en revisión.

En julio fue cuando el Sicad arrancó con las subastas más frecuentes, pero al cierre de 2013 desembolsó $1,8 millardos, 77% menos que lo autorizó el Sitme en 2012. A través de ese esquema, que está sujeto a las directrices del Cencoex, las divisas se aprueban a una paridad que supera los Bs 11.

Aunque es un régimen complementario, en las últimas operaciones se han convocado a sectores prioritarios que recibían divisas por Cadivi, por lo tanto, varios insumos básicos se están adquiriendo a un tipo de cambio mayor.

La paridad que surge de las subastas del Sicad, además, ahora es referencia para otras operaciones. La Vicepresidencia del Área Económica en enero de este año decidió que los dólares para viajeros, líneas aéreas, remesas familiares, reaseguros e inversión extranjera serán vendidas a la tasa del Sicad, mientras que la paridad de 6,30 bolívares quedará para las áreas clave.

Segundo esquema

No obstante, el Sicad tampoco ha sido suficiente para garantizar la oferta de divisas y, por ello, se ha contemplado otro esquema, el Sicad II donde participarán empresas y personas naturales como compradores y vendedores. Pero esa vía alterna se encuentra en proceso.

En septiembre del pasado año el jefe de Estado anunció que se trabajaba en un nuevo sistema de venta de divisas "para estabilizar el mercado cambiario" y expresó que para ello se reformaría la Ley contra los Ilícitos Cambiarios.

Cinco meses después de esa declaración fue que se definió nuevo sistema. El pasado 24 de febrero se publicó la modificación de la Ley que permite crear el Sicad II, cuya oferta se alimentará de bonos y efectivo de Pdvsa, el Banco Central, empresas públicas y privadas, así como de las personas naturales. Se contempla que el precio del dólar fluctúe de acuerdo a la oferta y la demanda, aunque el BCV y Pdvsa intervendrán cuando lo crean necesario.

El funcionamiento estará detallado en un nuevo convenio cambiario que todavía no ha sido publicado, por lo tanto, no hay fecha precisa para las operaciones. Mientras persiste la lentitud en la asignación de divisas.



Compártelo y Coméntalo en las Redes Sociales



Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. Suscríbete Gratis