Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


viernes, 7 de marzo de 2014

Caso Panamá agravará la escasez en Venezuela


Canciller Elías Jaua anunció la suspensión de la revisión de pago de la deuda. Empresarios panameños considera que la medida es “injusta”. Leopoldo Benedetti, gerente de la zona franca de Panamá, precisó que la deuda venezolana asciende a dos mil millones de dólares

Por José Gregorio Martínez / La Verdad

La ruptura de relaciones políticas y diplomáticas con Panamá llevó a una conveniente suspensión de la revisión de la deuda que tiene Venezuela con el país centroamericano. Además de distraer a la opinión pública, como sugirió el Gobierno panameño, expertos estiman que Miraflores aprovecha para no honrar la deuda o al menos ganar tiempo.

La economista Tamara Herrera, directora de la firma Síntesis Financiera, califica la medida como una “mala praxis” de la diplomacia que aumenta la desconfianza hacia el país. “Se levantan dudas sobre las motivaciones de esta ruptura. Resulta difícil alejar de la mente que esto se hizo porque Venezuela tiene una deuda muy grande con Panamá. Esto no es bueno para el historial crediticio venezolano, mancha y crea una incertidumbre sobre la situación financiera”.

Leopoldo Benedetti, gerente de la zona franca de Panamá, precisó que la deuda asciende a dos mil millones de dólares, una vez que en 2012 la zona franca exportó 15 mil millones de dólares, teniendo 20 por ciento a Venezuela como destino, por tal motivo, el año pasado se había creado una comisión bilateral que estudiaba los mecanismos de pago. "La deuda está causada principalmente por la falta de liquidez de los empresarios venezolanos por la escasez de dólares en su país", sentenció Benedetti.

Pero Elías Jaua, canciller de Venezuela, informó ayer: "Queda suspendida la revisión de esa deuda hasta tanto en Panamá no haya un Gobierno serio que respete las relaciones que deben tenerse de respeto mutuo".

La cancillería también declaró el jueves como "personas non gratas" al embajador y a otros tres diplomáticos de Panamá y les dio 48 horas para abandonar el país. Informó en un comunicado que envió una nota verbal a la embajada de Panamá en la que explica que tomó la decisión ``debido al discurso y acciones injerencistas'' del gobierno panameño.

Maira Arosemena, viceministra panameña de Relaciones Exteriores, informó que la Cancillería venezolana notificó oficialmente la ruptura de relaciones y anunció que el personal diplomático en Caracas regresará hoy a su país.

La representación de Costa Rica en Venezuela llevará los asuntos consulares de Panamá en ese país tras la ruptura de las relaciones panemeño-venezolanas, según informó Arosamena.

Más desabastecimiento

Julio Portillo, abogado e historiador, autor del libro Venezuela-Panamá: Relaciones Diplomáticas 1903-2000, señaló que el presidente Nicolás Maduro no cumplió con el derecho internacional público, ya que no se dieron ninguna de las condiciones que ameritan una respuesta de este tipo. Diferenció la decisión tomada por el primer mandatario de una política de Estado porque -a su juicio- fue “inconsulta”, pues no se sometió a consideración del Parlamento ni ninguna otra institución del Estado.

Más allá de las implicaciones políticas, lamenta las consecuencias que en el ámbito económico puede traer esta medida para Venezuela. “Muchos productos que vienen al país pasan por el Canal de Panamá y hay que recordar que atravesamos una crisis de desabastecimiento. Esto que se hizo fue una locura. Tenemos que prepararnos para un desabastecimiento mayor”.

Portillo coincide con Tamara Herrera en lo que al historial crediticio negativo representa para Venezuela la suspensión de la revisión de pago de la deuda, ya que el país debe una cantidad similar a las empresas brasileñas (entre dos mil y dos mil 500 millones de dólares) correspondiendo 70 por ciento a Odebrecht, encargada de las obras de los sistemas de metro en Venezuela.

Aunque el Tratado Concerniente a la Neutralidad Permanente y Funcionamiento del Canal de Panamá prohíbe en su artículo 2 impedir el “paso pacífico de naves” aún en tiempos de guerra, Julio Portillo advierte que se puede agudizar el desabastecimiento de algunos productos porque ante la autoridad del Canal de Panamá se debe dar cuenta de la mercancía que por allí transita y el destino, pudiendo aumentar los trámites y requisitos para los productos que se dirigen a un país con el cual están suspendidas las relaciones y muchos barcos alquilan bandera panameña para obtener beneficios.

Medida “injusta”

Germán Gómez, presidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón, tildó de injusto que el conflicto diplomático entre Venezuela y Panamá afecte el proceso de revisión y pago de la deuda. "Las deudas son obligaciones de tipo comercial privado (...) son empresas de la Zona Libre de Colón que le han vendido a empresarios en Venezuela, entonces no creemos justo que esa decisión unilateral del Gobierno venezolano (de romper las relaciones diplomáticas) deba afectar a las empresas de la Zona Libre”.

Martinelli firme

Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, se negó ayer a disculparse con el Gobierno de Venezuela, como exigió su homólogo, Nicolás Maduro, para poder reanudar las relaciones diplomáticas suspendidas el miércoles por el Ejecutivo del país suramericano. "Ni Panamá ni su Gobierno pedirán disculpas por propiciar el diálogo y la paz en Venezuela y siempre defenderemos los intereses de Panamá", escribió Martinelli en su cuenta en Twitter.



Compártelo y Coméntalo en las Redes Sociales



Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. Suscríbete Gratis