Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


lunes, 3 de noviembre de 2014

Estiman que salario mínimo será ajustado entre 10 y 20%


El Presidente Nicolás Maduro abrió la semana pasada el debate sobre otro ajuste del salario mínimo antes de que finalice 2014. "Ahorita en este momento estoy estudiando, el aumento que está comprometido a final de año, lo estoy estudiando ahorita, estudiando variables, necesidades y posibilidades", dijo el mandatario.

YANETH FERNÁNDEZ | EL UNIVERSAL

El anuncio no cayó por sorpresa. En mayo, cuando aprobó el segundo aumento del año, de 30%, Maduro indicó que en el último trimestre del año se evaluaría la remuneración básica y "si hace falta otro ajuste, tenga la seguridad la clase obrera que así lo haré". El primer ajuste fue de 10%.

Esta misma fórmula se aplicó en 2013 cuando se incrementó tres veces el salario mínimo, como consecuencia de la inflación. Hoy las razones no dejan de ser las mismas. Al cierre de agosto (último dato oficial), la inflación acumulada del año se ubicó en 39%, de acuerdo al Banco Central de Venezuela. Los alimentos y bebidas no alcohólicas concentran la mayor escalada de precios.

Viable y oportuno

Aunque Maduro no adelantó cifras, sectores laborales ya asomaron sus propuestas. Para la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público (Fentrasep), el incremento no debe ser menor a 15%.

Según Franklin Rondón, presidente de Fentrasep, es "viable, oportuno y prudente" que haya un ajuste que permita disminuir los efectos de la "guerra económica" en la población.

Otras organizaciones, como el Movimiento de Sindicatos de Base, abogan por un incremento general de 50%, en reacción al aumento de 45% dado a los efectivos castrenses.

Para Henkel García, directivo de la firma Econométrica, el aumento será muy parecido al del año pasado de 10%, si acaso 20%.

No obstante, acota que cualquier aumento no va a impedir una caída del poder de compra del salario mínimo, estimada en entre 10 y 15% para este año. "Lo del aumento del salario es crear una especie de ilusión de que hay una intención de hacer justicia, pero en términos reales está estancado. En comparación con 2012, (la pérdida) oscila en 15%", refiere.

García afirma que las mejoras que ha experimentado el poder de compra del salario mínimo han coincidido con los "picos de importaciones", ya que la capacidad adquisitiva la determina la cantidad de productos disponibles.

El sector empresarial ve con cautela cualquier ajuste salarial. "Siempre hemos dicho que la loca carrera de los salarios nunca va a alcanzar a la inflación. Crean una falsa ilusión de armonía aumentando unos sueldos y eso se va a reproducir en tasas inflacionarias muy altas", advierte Jorge Roig, presidente de Fedecámaras.

Para la cúpula empresarial los aumentos salariales, cualquiera que sea su vía, deben ser consultados tripartitamente. "Nosotros no podemos estar de acuerdo en que haya un aumento general de salarios cuando en este momento la economía y la productividad del país está en su menor escala", insiste Roig.

Los propios trabajadores están conscientes de la situación. El presidente de Fentrasep considera que no solo es necesario el aumento de salario, "porque estamos cayendo en la misma espiral inflacionaria", sino que también llamó a reactivar el aparato productivo.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…