Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


jueves, 23 de abril de 2015

Ronald Balza: El Gobierno debe entender qué pasa en Cúcuta si desconfía de Dólar Today


El economista Ronald Balza, en esta segunda parte de su conversación con Noticiero Digital, le propone al gobierno nacional eliminar el dólar a 6,30 por ser una fuente de escasez y corrupción y tratar de influir en el mercado paralelo.

Enrique Meléndez / Noticiero Digital

“Si se desconfía, por ejemplo, de Dólar Today, por ejemplo, el BCV puede recoger información sobre el comportamiento de las casas de cambio en Cúcuta y traer esa información y darnos conocimientos oficiales sobre eso y tratar de entender qué es lo que explica la demanda de divisas en Cúcuta”, dice el profesor de la Escuela de Economía de la UCV y de la UCAB.

Hay una corriente de opinión que se opone al aumento de los precios de la gasolina alegando que primero hay que dejar de regalarle el petróleo a Cuba y a Petrocaribe. ¿Qué piensa usted?

-Yo pienso que aquí hay dos problemas que están vinculados, en efecto, pero no es que hay que hacer una cosa para dejar de hacer la otra. El precio muy bajo de la gasolina nos está causando problemas de distinto tipo. Por ejemplo, el dólar paralelo se está midiendo al precio que está en la frontera y ese precio está relacionado con la demanda de bolívares para comprar gasolina. Como la gasolina es tan barata, pues la demanda de bolívares es mínima en relación a la oferta de bolívares existente y eso hace que el precio del bolívar caiga. Por esa vía el comportamiento del dólar paralelo, que se mide indirectamente a través de la relación del peso y el dólar, no lo vamos a poder frenar hasta cierto punto, mientras el precio de la gasolina no suba.

-Igualmente, el incremento en el precio de la gasolina debe enviar un mensaje bien claro a todos: ni siquiera el gobierno puede mantener precios que, permanentemente, ignoren los costos. Eso no se le puede pedir tampoco al resto de la sociedad y del modo como el gobierno maneje el comportamiento de estos precios, o sea, del modo gradual como haga el incremento, debe quedar claro también que el aumento debe ser gradual en todos los precios que han estado controlados.

-De manera que el aumento de los precios de la gasolina da la oportunidad de enviar señales muy diversas con respecto al tipo de economía que es necesario construir. Ahora, eso no significa que hay que seguir haciendo regalos indiscriminados a otros países; pero si tú tienes unas filtraciones en tu casa, pues no es que hasta que no tapes una, no tapas la otra. O sea, hay que tratar de taparlas todas y, por supuesto, el hecho de que se esté regalando el petróleo nos causa pérdidas pero el hecho de no cobrar la gasolina, que no digo yo a precios internacionales que no tiene que ser el caso pero a precio de costo, en principio, también nos está generando grandes perjuicios.

¿Esa devaluación que usted dice que es inevitable supone la eliminación del dólar a 6,30, que es lo que se considera la mayor distorsión de la política cambiaria de este gobierno?

-Claro, cuando yo digo inevitable, lo que quiero decir es que si el gobierno no elimina el 6,30 nuestros problemas van a seguir aumentando y aumentando en términos de escasez y en términos de precios y en términos de corrupción. De manera que si el gobierno quiere evitar eso, tiene que eliminar el 6,30, lo que supone una devaluación y así se debe entender.

-Ahora, ¿hasta dónde se debe devaluar? Ya ese es otro problema sobre el que hay dificultades para hacer propuestas. Lamentablemente, la idea de que se devalúa para alcanzar ya el precio de equilibrio; que ese precio no va a cambiar en el tiempo, se trata de una idea equivocada. Es cierto que los precios de todo cambian, sobre todo, cuando hay un desorden monetario tan fuerte como el que tenemos.

-Yo pienso que el gobierno debería eliminar el 6,30; debería intentar unificar el tipo de cambio pero reconociendo que va a mantener el control de cambio en forma temporal; que, por lo tanto, va a haber un dólar paralelo y que sobre ese dólar paralelo debe tratar de influir. ¿Cómo se influye sobre el dólar paralelo? Tratando de ver cómo funciona; cómo se determina. Si se desconfía, por ejemplo, de Dólar Today, por ejemplo, el BCV puede recoger información sobre el comportamiento de las casas de cambio en Cúcuta y traer esa información y darnos conocimientos oficiales sobre eso y tratar de entender qué es lo que explica la demanda de divisas en Cúcuta.

-¿Por qué se demandan bolívares en Cúcuta Y ver qué relación hay entre el precio de la gasolina y el precio de los bienes controlados: los alimentos, los productos de higiene personal?, ¿qué impacto tienen sobre la demanda de bolívares y, por lo tanto sobre el precio del bolívar. Si el BCV hace eso, pues envía una señal sobre el dólar paralelo que puede ser muy útil a la hora de pensar en cómo va a cambiar el precio del dólar. Por eso yo sí creo: eliminar el dólar paralelo y establecer un precio para la divisa no significa que ese precio sea fijo; que solamente tenga que subir. O sea, hay que entender que eso debe ser parte de un proyecto y no solamente una medida aislada como las que el gobierno suele tomar.

¿Cómo ve usted el comportamiento inflacionario para este año? El FMI estima que pudiéramos cerrarlo con una inflación de más de 100%, ¿qué cree usted?

-Es posible porque, lamentablemente, todas esas medidas que se han tomado y todas esas estimaciones que se han hecho bajo el supuesto de que el gobierno no va a cambiar el rumbo que lleva, lo dicen. O sea, son estimaciones que tienen que ver con la tasa en la que se incrementa la liquidez monetaria más todas las presiones que hay para reconocer aumentos de precios, que tienen mucho tiempo rezagados; al hecho de que el gobierno, si no sube el 6,30, va a tener el Simadi igual marcando precios cada vez mayores.

-Vamos a tener en algún momento que eliminar ese 6,30, y eso debe tener un impacto sobre los precios, que el gobierno debe reconocer; igual que el precio de la gasolina. De modo que como el gobierno no ha hecho nada y se tarda en tomar decisiones, el problema sigue aumentando, la situación se sigue deteriorando y no parece posible que tengamos una inflación menor que la del año pasado, sino, por el contrario.

-Un país en el que las oportunidades de inversión son cada vez menores; en el que las posibilidades de exportación también son cada vez menores por la situación discrecional de las divisas; en el que la inversión de dólares alternativos no parece posible porque aquí no hay exportadores y con una caída en el precio del petróleo, pues parece muy difícil que la inflación no llegue a 100% o pase del 100%, si el gobierno no hace nada.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…