Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


miércoles, 26 de marzo de 2014

Sicad II pone a competir a viajeros y empresarios


El Gobierno redujo la brecha con el mercado paralelo y desahoga la presión de la demanda, aterrizando en la tensión de los precios de bienes y servicios. Viajeros y empresarios van a la caza de la subasta de la divisa más económica ante el efecto de la devaluación y la inflación

Por Yasmín Ojeda / La Verdad

Los viajeros y los sectores productivos se avispan para buscar dólar más barato. Y es que el efecto de una tasa por encima de la determinada en la subasta del Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad I), que hasta la última subasta fijó un precio de 11,80 bolívares por dólar, y más aún, superior a los 6,30 bolívares del preferencial, despierta el afán por obtener las divisas al valor más bajo.

En la primera operación del Sicad II se impuso una cotización final de 51,86 bolívares por dólar, lo que significó casi cuatro veces la tasa del Sicad I y más de siete el valor del preferencial. Las personas naturales y jurídicas que pueden participar adquieren un dólar “muy costoso para los presupuestos familiares”, advirtió el economista Gustavo Machado. El impacto en la economía, por efecto de la devaluación y la inflación, incidirá en el bolsillo de los venezolanos. Ayer la tasa se ubicó en 51,58 bolívares por dólar, según el BCV.

El convenio cambiario 27 autoriza la participación de personas naturales y jurídicas para la compra y venta de dólares. Hasta los turistas podrán vender las divisas al cambio fijado al día. El instrumento, aprobado por el Banco Central de Venezuela, el Ministerio de Economía, Planificación y Banca Pública establece cómo funciona el Sicad II.

Quienes participen en la colocación pueden acceder con efectivo y títulos valores. El sector público será oferente, al igual que los entes descentralizados autorizados por el Ejecutivo. Las personas naturales deberán demostrar la fuente lícita de las divisas a vender, así como el sector privado que cotice en el mercado venezolano.

El economista estimó que “serán pocos los viajeros que irán a buscar dólares al Sicad II” por las “diferencias importantes en términos de precios”. La presencia de cotizaciones de viajeros “va a ser pequeña (comparada) con los montos que significa el Sicad I”. La demanda perseguirá “siempre” obtener el más económico, lo que supone un enfrentamiento.

Pero de trasladarse al segundo mecanismo, dará un desahogo al Gobierno porque representa “una reducción grande del gasto en divisas destinado a viajeros”. No solo es un escenario distinto al de los viajeros.

Los sectores productivos verán los costos de producción en alza por las variables de las cotizaciones. “Van a tratar de subir los precios de los productos” por los insumos que importarán a precios variados, “y se afectan los costos de un determinado sector, que por lo general suele transmitirse a otros sectores”.

Machado consideró que las empresas serán “prudentes y muy eficientes en el registro de costos” para mediar entre precios y costos de producción y atender el cumplimiento de la Ley de Precios Justos. Será un registro adecuado de las materias primas y los materiales importados.

Control al paralelo

Con la operatividad del Sicad II el Gobierno se adelanta a controlar el mercado paralelo de la divisas. Para Humberto Morales, analista de sistemas y del ámbito socioeconómico, hay “un enfrentamiento positivo” para el desarrollo económico del país. Se debilita la especulación en manos de usureros, “mafias de estafadores que están desfalcando al dólar”.

A futuro debe haber “una segunda etapa”. El Gobierno encadena una política de garantizar la divisa. “Algo planificado como según debe estar”, y sobre eso apunta el comportamiento de los precios de los productos y el acceso de las personas naturales. “Dependerá de varias cosas, hasta de la disponibilidad de productos y servicios”.

Caída del salario

Con el Sicad II, los trabajadores sienten las consecuencias en el poder adquisitivo del salario. El ajuste de 10 por ciento autorizado en enero por el Gobierno aterriza en un terreno inflacionario que desde el año pasado está enlodado en más de 50 por ciento.

Maryolga Girán, asesora de la comisión laboral de Conindustria, explicó que con el resultado de la tasa del Sicad II se dio paso a una devaluación: “Los trabajadores pasan a devengar 52 dólares”, y si se cuenta la aprobación del ajuste de precios para los alimentos de la canasta básica familiar, la “situación precaria” se mantendrá en el sector laboral.

La OIT preparó el informe sobre la situación laboral en Venezuela. Instó a un diálogo “urgente” entre Gobierno, empresarios y trabajadores. “Es imprescindible” la concertación ante “los problemas económicos” y el futuro de la sostenibilidad del empleo.

Girán destacó que los trabajadores “no tienen certeza de cuánto costarán los alimentos” luego de los impactos en los precios. El presupuesto familiar caerá en la incertidumbre; la planificación desaparece.

El Instituto Nacional de Estadística rebatió los señalamientos de devaluación y más inflación. Elías Eljuri, presidente del ente, informó que el mecanismo complementario oferta “ocho por ciento de todas las divisas”, por lo que “no tiene ningún sentido” trasladar los gastos al trabajador.

Recalcó que existen otros dos tipos de tasa. La más baja se destina a alimentos y medicinas para evitar afectar el salario mínimo y la capacidad de compra de los bienes esenciales. Descartó “problemas” en el empleo.

Voces

Elías Eljuri, presidente de INE. “No va a atender ni las medicinas ni los alimentos con un dólar a 50 bolívares porque significaría una elevación de los precios de productos”.

Maryolga Girán, asesora laboral. “Con la devaluación los trabajadores pasan a devengar 52 dólares. Con el incremento de los productos (pollo, café, leche...) estamos en un paquete neoliberal”.



Compártelo y Coméntalo en las Redes Sociales



Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. Suscríbete Gratis