Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


martes, 14 de octubre de 2014

¿Podrá Venezuela con un barril a $80 o menos?


La caída constante de los precios obliga a plantearse la sostenibilidad de la economía bajo una gran dependencia de las exportaciones petroleras.

Banca y Negocios

- Los principales indicadores del mercado petrolero mantienen una tendencia a la baja en las últimas semanas, con algunos casos mostrando marcadores por debajo de 90 dólares por barril por primera vez en años. Entre los principales productores de hidrocarburos en todo el mundo, esta tendencia ha obligado a tomar posición, y por ello ha sido Arabia Saudita, principal exportador de la OPEP, la que se ha pronunciado como neutra ante una prolongación de un periodo de precios menos elevados, dada su amplia capacidad de producción.

Sin embargo, el techo de producción de Venezuela, ubicado alrededor de los tres millones de barriles diarios bajo las actuales condiciones y sin perspectivas de incremento en lo inmediato, obliga a plantear escenarios difíciles en los meses por venir.

Aunque en el presupuesto nacional de 2014 se planificó con base en un precio de 60 dólares por barril, y la tendencia a calcular el precio del barril muy por debajo del promedio del precio del crudo venezolano se ha mantenido a lo largo de los años, este efecto es compensado por medio de la aprobación constante de créditos adicionales desde la Asamblea Nacional, que cumplen funciones complementarias en la asignación de recursos desde la administración pública.

De allí surge igualmente uno de los factores de mayor importancia con respecto al control del parlamento por parte del gobierno o la oposición, a las puertas de un año con elecciones parlamentarias como lo será 2015.

Sin entrar a considerar los retos que el país ya enfrenta en materia de equilibrios monetarios, distorsiones cambiarias, exceso de liquidez, déficit fiscal, reducción del aparato productivo y una economía en proceso de contracción, la baja de los precios del petróleo señala uno de los mayores retos para el país en lo inmediato. La coyuntura puede convertirse en el impulso que hace falta para incrementar la producción de crudo localmente, o al menos generar una revisión de los envíos petroleros a bajo costo hacia el exterior.

Si Venezuela logra aumentar su producción en el corto y el mediano plazo, habrá ganado margen de maniobra para afrontar situaciones como la que parece avecinarse en estos momentos.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…