Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


domingo, 22 de febrero de 2015

Operadores apuestan a que el Simadi hará desaparecer el dólar paralelo


"La nacionalización de divisas de los exportadores alimentará el mercado del Simadi". "Estamos comprometidos y formando parte de la apertura cambiaria". Ricardo Montilla sostiene que la formación del precio será transparente VICENTE CORREALE

WILFREDO MEJÍAS ZERPA | EL UNIVERSAL

Con 40 años de edad, dice que la mitad de ellos los ha pasado dentro de la actividad del mercado de valores. Ricardo IV Montilla, presidente de la Asociación Nacional de Operadores de Valores, asegura que, como empresario, no se irá del país. Apuesta por convicción a que sabrá sobreponerse y salir adelante. Venezuela está condenada a ser exitosa. Vislumbra que con el surgimiento reciente del Sistema Marginal de Divisas, Simadi, sostiene que lo que si tiene sus días contados para marchar directo al fracaso y desaparecer es el denominado mercado paralelo, mercado negro, que operaba a través de páginas web fantasmas.

Pide calma.

Habla de la seguridad de la plataforma tecnológica que respaldará al sistema marginal de divisas, que funcionará de manera complementaria con el de Cencoex a 6,30 para alimentos y la salud en general y el Sicad, que lo hará bajo el régimen de subastas, iniciando su accionar a partir de 12 bolívares por dólar para ese 30 % restante de la economía, estudiantes cursantes en el exterior, viajeros con el cupo que les corresponde, etc. Desliza que sólo hay que aguardar por la publicación en la Gaceta Oficial de los dos convenios cambiarios que faltan, y que determinarán todos los códigos arancelarios de los rubros que estarán en los sistemas 1 y 2.

-¿Por qué su tardanza?

-Han transcurrido pocos días. Apenas salió el convenio 33. Hemos estado migrando a la plataforma establecida, lo cual no fue traumático y se comenzaron a transar lentamente las primeras operaciones. Todos los autorizados para operar estamos conectados. Se mantiene la expectativa por el "menudeo", pero las cosas marchan muy bien.

-¿Y su monitoreo?

-Será permanente y quienes trabajamos desde el sector privado hemos conformado un equipo de trabajo con las autoridades económicas del Gobierno y del Banco Central de Venezuela. Hay muy buenas señales del Simadi y un excelente "feedback".

-¿Optimistas?

Argumenta Ricardo Montilla que los operadores de valores están muy optimistas, junto al resto de los participantes en este mercado. "Esta medida no es aislada. Forma parte de un conjunto de políticas públicas en materia cambiaria y económica y se relacionan también con la caída de los precios petroleros. Hay que optimizar las divisas y entregarlas al desarrollo nacional y a la diversificación de nuestra economía. Igual, para generar ingresos que permitan aliviar esas entregas, por la vía de las exportaciones no tradicionales. Vamos por muy buen camino y eso es importante para la recuperación de la economía venezolana."

-¿Por qué ese arranque en 170 bolívares por dólar?

-Fue una decisión valiente y sin ningún tipo de complejos. Lo importante es lo que vendrá y ocurrirá con los días con este mercado marginal, que muchos sitúan en un 2 % del total de las operaciones en dólares de nuestro país y donde el presidente Nicolás Maduro ha señalado que a lo sumo pudiera llegar a un 5 %, pero sin ningún tipo de repercusión negativa en los sistemas 1 y 2.

A continuación el presidente de la Asociación Nacional de Operadores de Valores explica que el Simadi tiene dos fundamentos que hay que tener presentes. Uno es la formación misma del precio a través de un mercado que estará al libre juego de la oferta y la demanda. En segundo término, el Banco Central de Venezuela estará muy atento y publicará todas las tardes en su sitio Web un promedio de precios de los resultados de las operaciones en los 3.792 puntos de atención a nivel nacional

-¿Hay drama con ese tipo de cambio marginal?

-En mi opinión personal, ese gran drama que se ha generado en torno a este diferencial cambiario ocurrido a lo largo del control establecido en el 2003, tiene mucho que ver con las expectativas de cada quien, de cada ser humano que piensa distinto al otro.

Ricardo Montilla cita que "le llamó mucho la atención que la ocasión en la que se anunciaron los 3 sistemas complementarios por parte del Vicepresidente de Finanzas, Economía y Banca Pública, Rodolfo Marco Torres y del presidente del BCV, Nelson Merentes, lo primero que aclaró el ministro fue que Venezuela y su gobierno descartaban el "default". Que habían cancelado los intereses y que los montos de bonos vencidos de marzo de este año también serían pagados y el dinero ya estaba en caja. Pues se le dio más importancia al cupo de viajeros."

-¿Están obligados a hacerlo bien?

Claro que si. Tener expectativas diferentes no es culpa del ser humano. Pero quienes tenemos la responsabilidad de conducir el sistema debemos poder hacer las cosas muy bien, muy transparente, para cerrar la gran brecha que existe entre el Simadi y los sistemas de Cencoex y Sicad. Habrá que saberlo hacer para no afectar el bienestar de la sociedad venezolana, ni el desarrollo armónico del país. Es un gran reto. Es un trabajo que hay que asumir en equipo y sin complejos ni cobardía alguna para llevarlo a feliz término. Acá vivimos todos y apostamos por Venezuela. Estamos en el camino correcto para superar la caída de los precios del crudo.

-¿Genera confianza?

-Estamos actualmente en el punto de partida para que se genere la confianza plena y para desmontar ese mercado paralelo, especulador. También es el punto de partida para vencer la prima que se paga en ese mercado negro. Todo lo que allí se transaba tenía un sobreprecio, generaba incertidumbre, ilegalidad y múltiples problemas. El haber asumido con transparencia y objetividad el Simadi, sin complejos y haber publicado el precio real de la jornada de apertura, abre el camino para sincerar el mercado. La gente le perderá el interés al mercado negro y se irá dando cuenta que tenemos ahora un mecanismo legal, transparente que tiene el beneficio económico y seguro de la venta de divisa. Todo se logrará con confianza y su precio tenderá a bajar.

Sin embargo, Ricardo Montilla desliza que se plegará al mensaje del equipo económico de no estar dando precios referenciales. "No me pidieron nada. Lo hago porque me siento parte de un equipo sector público-sector privado que trabaja por el bien del país y de su economía."

-¿Han medido el impacto?

-Existen los que sostienen que hubo una devaluación bestial pero no explican que el único precio que está operando es el del mercado marginal. Montilla invitó a aguardar por los convenios cambiarios pendientes que regirán al sistema de Cencoex y Sicad. La visión que tiene la Asociación que preside, es nacionalista, no es de mercado, de asociación o gremialista. Estamos comprometidos como siempre y formando parte de esta apertura cambiaria. Trabajos con el equipo económico del Gobierno y sentimos una retroalmentación en un clima de respeto mutuo.

-¿Siente miedo de que lo acusen de gobiernero?

- Cuando uno asume la responsabilidad de representar a un gremio, cuando se asume la responsabilidad de llevar adelante una idea, se tiene que hacer sin miedo y sin complejos. Represento a un gremio, a un mercado y lo hago con plena conciencia de país. Tengo familia, hijos y vivimos en Venezuela. Soy empresario venezolano y apuesto al éxito nuestro como país. Todo mi mensaje es de optimismo y lo digo con convicción. Venezuela es un país que está condenado al éxito.

-¿Vencer al paralelo?

-Ese es el objetivo. La visión no es la de hacer negocios, sino vencer el dólar paralelo y erradicarlo. Hay que eliminar esa distorsión y sincerar el precio de la divisa para marchar hacia futuros cambios en la parte cambiaria, si el gobierno decide actuar en tal sentido más adelante.

El haber asumido con transparencia y objetividad, sin complejo alguno el llevar adelante el Simadi, abre el camino para poder sincerar el precio del mercado. La gente le va a perder el interés al mercado negro y se dará cuenta que es un camino legal, claro que tiene el beneficio económico de la venta de la divisa. También se tendrá el ejercicio jurídico de que ese paralelo va a desaparecer, que se eliminará el factor especulativo. Se logrará con confianza.

Montilla quiso despejar cualquier tipo de rumor o duda que pudiera existir, lo cual es normal en un mercado que está naciendo

-¿Inyección de dólares a este mercado?

-Inicialmente será muy importante que el participante del lado del demandante sienta la seguridad de obtener las divisas que requiera. Si se logra demostrar a la gente que cada vez que necesite demandar divisas, las podrá obtener a lo largo de los 3.792 puntos de atención, se romperá la incertidumbre que igual se traslada al precio, al sobreprecio o a la prima especulativa.

-¿Apuesta al éxito?

-El éxito del Simadi conlleva a la muerte segura del mercado paralelo. Los mercados negros aparecen por la prohibición de algo. Pero si se brindas buenas condiciones en un clima de confianza, el otro mercado perderá vigencia y desaparecerá.

En principio, el Estado deberá apoyar al Simadi en cuanto a la oferta. Esa es una opción, mientras se publican los 2 convenios que regirán al Cencoex y al Simad. Deberá aliviarse la demanda que habrá de alguna manera al principio. Entre tanto, el Estado a través del BCV, está obligado a intervenir, cuando exista alguna alteración contra nuestra moneda o el sistema cambiario. El instituto emisor tendrá un rol fundamental de velar por ese mercado y su intervención será algo natural, normal, como la de cualquier Banco Central.

Señala que "los operadores tienen muchas expectativas de clientes exportadores acerca de los convenios que les permitirá la nacionalización de divisas a la que están obligados y que es de un 40 % de lo que venden afuera. Será una fuente importante para alimentar al Simadi."

-¿Ahorros de divisas?

-Entiendo que de lo que se trata ahora desde el Gobierno es hacer el mayor ahorro posible de las divisas y direccionarlas hacia el desarrollo prioritario del país y la diversificación económica. Igualmente, buscar que el sector privado ingrese sus divisas al país. El convenio cambiario 33 cubre lo que debería ser este mercado correctamente normado.

-¿Por qué?

-Porque habrá mayor formación de precios transparentes, ubicación de un precio oficial, con más segmentación, conforme a los servicios que requiera el cliente. El espectro es bastante amplio con 3.792 puntos de atención. Ni habrá cupos ni subastas. Es un mercado de oferta y demanda que busca estimularlo y aliviar el esfuerzo del Estado en tal sentido.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…