Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


miércoles, 8 de junio de 2016

El karma de realizar operaciones en efectivo en Venezuela


La falta de billetes de mayor denominación y la subida constante de los precios en Venezuela está generando un problema operativo permanente en el manejo de efectivo en el país.

Banca y Negocios

A juicio del economista Luis Vicente León, no hay razón técnica para no tener billetes con valores mucho más altos que reflejen la realidad económica. “Es una decisión política absurda”, consideró hoy en comentarios emitidos a través de su cuenta de Twitter.

“Es un karma tener y mantener efectivo para transacciones cotidianas en Venezuela, donde los sistemas electrónicos también se primitivizan. El suministro de billetes en cajeros electrónicos se dispara (de manera) equivalente a la inflación, muy por encima de sus especificaciones técnicas”, indicó León.

El presidente de la encuestadora Datanálisis advirtió que actualmente no existe forma de mantener el suministro de billetes que demanda la economía nacional, mientras que los costos de billetes de denominación “absurdamente baja” son “monumentales” y representan una “sangría” innecesaria de dinero.

Para el sector financiero, el problema es especialmente crítico ya que dispara los gastos de transformación debido al incremento en los costos por concepto de transportes de valores.

El alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, también se refirió el día de hoy a este problema cotidiano. A su juicio, en Venezuela sobran los billetes y, al mismo tiempo, escasean: “Sobran los billetes porque cuando la devaluación y la hiperinflación destruyeron el poder adquisitivo del bolívar y el billete de cien comenzó a valer menos que una fotocopia de sí mismo, el gobierno creyó que la solución era imprimir más billetes de cien, y así lo hicieron”.

“Tanto”, prosigue Muchacho, “que tuvieron que traer los cargamentos de billetes en aviones 747 y quedaron debiendo millones de dólares a las empresas que los imprimieron. Y escasean los billetes porque es tan grande la cantidad que se necesita para pagar cualquier cosa que los bancos están desbordados”.

“Los costos de transporte y custodia de tantos billetes están afectando a la banca. El sistema no se diseñó para manejar tantos volúmenes. Camiones blindados, bóvedas bancarias, cajeros automáticos y toda la infraestructura bancaria se quedó corta. Ahora los bancos imponen todo tipo de restricciones para el retiro de efectivo, comenzando por los bancos del Estado”.

Sin embargo, la emisión de billetes de mayor denominación no es la respuesta definitiva, si no se logra estabilizar la política monetaria.

Para León, imprimir “nuevos billetes con vieja política de intervención y control es como el aumento del salario mínimo: Una espiral infinita”.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…