Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +


lunes, 19 de octubre de 2015

The New York Times: Ni los ladrones quieren bolívares


El diario estadounidense The New York Times publicó ayer un trabajo en el que analiza la situación de decadencia del bolívar.

Runrunes

Titulado “Pocos en Venezuela quieren bolívares, pero nadie puede ahorrar un centavo”, el texto comienza con una afirmación que revela la devaluación de la moneda venezolana y su minusvalía frente al dólar: “Lástima por el bolívar, la moneda de Venezuela, llamada así por el héroe de su independencia, Simón Bolívar. Ni los ladrones lo quieren”.

El trabajo continúa con la historia de un hombre que fue sometido por unos delincuentes que no querían sus bolívares, sino algo de mayor valor.

“Cuando los ladrones atacaron al ingeniero Pedro Venero, a principios de este año, él creyó que lo conducirían a un banco para hacerle cobrar un cheque por una considerable suma en bolívares —el tipo de cosas a las que se han acostumbrado los venezolanos, víctimas de la inseguridad. Pero los ladrones, armados con fusiles y una granada, y seguros de que Venero escondía en su casa un alijo de dólares en el país, no aspiraban ni a un solo bolívar de su cuenta bancaria”, se lee en el texto.

Este reportaje pone de manifiesto el afán del venezolano por deshacerse de los bolívares o evitarlos por completo, y en su lugar obtener dólares, lo cual, a su vez, revela hasta qué punto se ha perdido la fe en la economía venezolana y en la capacidad del gobierno para encontrar una manera de superar esta devaluación.

“Hace un año, un dólar se cotizaba en 100 bolívares en el mercado negro. Actualmente hay que desembolsar más de 700 bolívares, una clara señal de lo destruida que está la economía venezolana”, resaltó el trabajo. Lee el texto completo en inglés en The New York Times.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…